Sistema estandarizado de enseñanza vs. streaming

Establecer un sistema de enseñanza y evaluación (anual y nacional) estandarizado y práctico como en Estados Unidos, sería una excelente iniciativa. La filosofía por detrás es identificar e impartir rigurosamente lo que los estudiantes necesitan saber, entienden y son capaces de aprender. Garantizar que todos los estudiantes sin excepción alguna sepan leer, escribir y hacer matemáticas básicas, que son las habilidades necesarias para un buen desempeño laboral.

Los críticos al sistema estandarizado argumentan que este sistema alienta a los profesores a concentrarse en número muy reducidos de temas y/o tratarlos muy superficialmente; es decir, por ejemplo, en matemáticas, sin retar o tratar con los estudiantes la resolución de problemas más difíciles o complejos en determinado tema, ya que no hay incentivos para mejorar la enseñanza más allá de los mínimos. Le llaman “teaching to the test”.

Pero por ejemplo en matemáticas, la factorización y despejes son cosas muy básicas y son habilidades necesarias para avanzar en otros temas. Si esos contenidos básicos no se dominan a la perfección, entonces proseguir con otros temas puede resultar insatisfactorio. Los que desarrollan el currículo escolar tienden a pensar que los estudiantes ya dominan los temas anteriores y que no se les olvidará y que no hay necesidad de reforzarlos porque supuestamente ya lo han practicado, pero como vimos en el artículo “Sobre aquellos a quienes no les hace falta un 4 %, sobre aquellos que piden un 4 %” cosas bastante básicas se olvidan fácilmente por falta de habilidad o práctica de los estudiantes en matemáticas, pero incluso en cosas que practicamos bastante y a diario como la lengua y ortografía hay lagunas muy importantes, demostrando verdaderamente lo poco que vale lo recorrido por la escuela.

Todos los estudiantes, incluso hasta los más disciplinados, muestran debilidades o falta de interés en alguna materia o área. Incluso pueden memorizarse perfectamente un tema muy básico hoy, y mañana olvidarlo completamente por falta de interés o por inmadurez. Incluso esto sucede de hecho hasta con los estudiantes que tienen los mejores profesores que intentan inculcarle con toda la disposición y maestría del mundo el sentido práctico o naturaleza de causa a sus estudiantes o que sino utilizan los métodos más creativos y atractivos en el caso de simple memorización (véase los comentarios del artículo original en Facebook de Sobre aquellos a quienes no les hace falta un 4 %, sobre aquellos que piden un 4 %). Es por ello que los tópicos que son muy básicos hay que identificarlos para nunca dejarlos atrás. Esto sería un gran reto para los desarrolladores de políticas educativas, pues es muy común que los maestros tengan gran dificultad en diferenciar lo que es o no es  básico.

Un solo estudiante que salga o se escape de alguna escuela con deficiencias básicas en temas básicos es sencillamente un reflejo del bajo nivel de rigurosidad, atención y seriedad de esa sociedad de donde proviene. Las herramientas de evaluación estandarizadas primero fuerzan a los estudiantes a seguir practicando los temas básicos (y a no dárselos por aprendidos) y además permiten al maestro identificar las debilidades de sus estudiantes y trabajar con ellas y así de esa forma establecer como seguir avanzando con el currículo o si se debe seguir avanzando. La idea sería calidad antes que cantidad; pero no necesariamente tiene que ser exactamente así.

De hecho, si los profesores así lo deciden, es posible seguir avanzando en los diferentes temas y al mismo tiempo mantener el sistema de evaluación estandarizada. La clave podría estar en no darle tanta preponderancia a los métodos de  incentivos y castigos a las escuelas y profesores  o encontrar algún punto de equilibrio, que es lo que actualmente se debate en Estados Unidos.

Al menos, una materia en donde no debería caber duda alguna de que debe existir un riguroso sistema evaluación estandarizada es en lectura y escritura. Esta materia debe estar en primera linea en el sistema de evaluación, aun antes que las matemáticas, puesto que la vivimos literalmente a diario. Ademas ahí sería difícil argumentar que los métodos estandarizados lleven de alguna forma a un detrimento de la calidad en los más aptos. El sistema estandarizado ideal en el caso de la lectura y escritura no sería al estilo del artículo citado más arriba, ya que este obviamente está dirigido a señalar las deficiencias de aquellos que ya tienen un buen dominio general (porque todos sabemos las graves deficiencias que muestran algunas personas en ortografía, que son realmente bastante básicas).

El objetivo más puntual de un sistema estandarizado es detectar en la clase a aquellos estudiantes que se han quedado rezagados en ciertos temas por falta de habilidad o por desventajas socioeconómicas (en el caso de los estudiantes de las escuelas públicas en nuestro país) y trabajar con ellos para llevarlos a unos niveles mínimos. En el caso de las matemáticas un sistema estandarizado ideal sí iría con los tópicos planteados en el artículo citado más arriba; son tópicos muy básicos y  necesarios, además también de la práctica de la factorización y despejes.  También en los exámenes TIMSS de matemáticas encontramos excelentes tópicos muy básicos y esenciales en los cuales los estudiantes demuestran fallas.  Items de los TIMSS disponibles aquí.

El problema con las “Pruebas Nacionales” en nuestro país es que no sirven para los objetivos mencionados anteriormente. Es simplemente un sistema de promoción, en donde al final del ciclo se pretende que los estudiantes demuestren todo lo aprendido, pero no sirve como herramienta de evaluación y supervisión constante que sirva para mejorar el sistema.

 

El informe: “Políticas Nacionales de educación: República Dominicana” realizado por la OCDE en 2007 dice al respecto: (página 240)

[…]La experiencia en otros países muestra que los docentes tienden a sobreestimar la capacidad de sus estudiantes.

[…]El sistema actual de Pruebas Nacionales es un medio sumamente defectuoso de monitoreo del desempeño del sistema y de suministro de información útil para las escuelas y los docentes para la mejora del aprendizaje estudiantiles.

Las Pruebas Nacionales actuales no están estructuradas para observar cambios en los estudiantes o en el desempeño de la institución o del sistema a lo largo del tiempo […]

Y sugiere:

“Establecer un sistema nacional para evaluar los cambios en el desempeño estudiantil en áreas claves (p. ej. comprensión de lectura y matemáticas) a lo largo del tiempo”.

 

A continuación, extractos del informe del  Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América Latina y el Caribe (PREAL), realizado en 2005:

…….

[…]

En general, a los maestros se les entrega un currículo que especifica los temas que deben cubrir.

En la mayoría de casos, sin embargo, los currículos nacionales son más bien una guía sobre los contenidos que un compromiso con el logro de niveles de aprendizaje mínimos. No especifican qué constituye un desempeño excelente, bueno, aceptable o inaceptable en cualquier materia. Tampoco están formulados en términos fácilmente medibles.

La mayoría de los países carece de objetivos claros y medibles para los estudiantes y las escuelas; tampoco cuentan con mecanismos para el monitoreo del progreso de estos objetivos. Ninguno ha armonizado todavía los estándares nacionales con el resto del sistema educativo (por ejemplo, la formación docente, los planes de estudio, los textos escolares, las evaluaciones y las programaciones presupuestarias). Los estándares no han sido mencionados explícitamente entre los objetivos educacionales derivados de las diversas Cumbres de las Américas

La falta de estándares tiene graves consecuencias para el progreso educativo. Estos establecen los principales objetivos que las escuelas deben lograr. Al delinear una clara visión de lo que se quiere y se espera de las escuelas y al hacerla pública, los estándares permiten que la sociedad se cerciore de que su país está entregando un nivel de calidad mínimo a todos los estudiantes del sistema. Países que no han especificado lo que desean de sus escuelas tienen pocas probabilidades de obtenerlo.

[…]

Los países tienen que definir lo que sus niños deben aprender. ¿Deben dar prioridad a las habilidades simples de lectura, redacción, matemáticas y ciencias? ¿Deben enfatizar en el desarrollo de un dominio conceptual de estas habilidades, de manera que los estudiantes apliquen el aprendizaje a problemas del mundo real? ¿Deben promover la adaptabilidad, la creatividad o los valores?

Cada país debe tomar sus propias decisiones a partir de consultas con todos los sectores de la sociedad. El resultado será un conjunto de estándares educacionales que describan claramente lo que se espera que las escuelas logren, de manera que sus logros (o fracasos) puedan ser medidos.

Los países que no saben lo que quieren, no podrán obtener lo que quieren.

[…]

Dar prioridad al aprendizaje requiere que los países establezcan sólidos sistemas de evaluaciones nacionales que monitoreen regularmente el progreso en el cumplimiento de los estándares educacionales.

Las políticas claves incluyen las siguientes:

[…]

●  Evaluar a todos los estudiantes todos los años por lo menos en un conjunto básico de asignaturas – tales como matemáticas y lectura- para poder identificar los estudiantes que no están logrando el progreso suficiente y, de esa forma, brindarles la atención que necesitan para mejorar, y poner a disposición de la opinión pública los resultados de las evaluaciones en formatos fáciles de entender.

[…]

Lamentablemente, la responsabilidad por los resultados suele estar ausente de la educación latinoamericana.

La mayoría de las escuelas y ministerios no rinden cuentas ante nadie. Los objetivos están especificados en forma deficiente y son difíciles de medir.

Responsabilizar a las escuelas por sus resultados es un proceso complejo que comprende cinco elementos básicos:

● Estándares. Los países deben explicitar lo que esperan de los estudiantes, los maestros y las escuelas a través del establecimiento de estándares claros y apropiados.

● Información. Los usuarios de la educación, incluyendo las escuelas, los padres, los líderes comunitarios y los empleadores necesitan información confiable sobre el rendimiento académico de los estudiantes, el desempeño de las escuelas y las medidas que se están tomando para mejorar.

● Consecuencias. Para que la responsabilidad por los resultados funcione, es necesario establecer consecuencias derivadas del cumplimiento (o incumplimiento) de los objetivos, las cuales deben contemplar tanto recompensas como las sanciones.

● Autoridad. Las escuelas, las comunidades locales y los padres deben tener la autoridad necesaria para tomar decisiones e introducir cambios. Si esto no es así, tiene poco sentido hacerlos responsables de los problemas.

● Capacidad. Los maestros, los directores y las escuelas deben tener la capacidad y los recursos adecuados para cumplir los estándares establecidos por el país, incluyendo el financiamiento apropiado, la capacitación, la autonomía y el apoyo.

 

Finalmente , extractos del informe: “A Blueprint for Reform; The Reauthorizaion of the Elementary and Secondary Education Act” que expone los argumentos de la administración Obama con respecto a la reforma educativa al sistema estandarizado, específicamente al programa “No Child Left Behind”

—-

[…]

b. Four of every 10 new college students, including half of those at 2-year institutions, take remedial courses, and many employers comment on the inadequate preparation of high school graduate.

[…]

s. We must follow the lead of the nation’s governors and challenge students with state-developed, college- and career-ready standards, and more accurately measure what they are learning with better assessments.

[…]

working with their 4-year public university system to certify that mastery of the standards ensures that a student will not need to take remedial coursework upon admission to a postsecondary institution in the system; or work with other states to create state-developed common standards that build toward college- and careerreadiness.

[…]

States may either choose to upgrade their existing standards, working with their 4-year public university system to certify that mastery of the standards ensures that a student will not need to take remedial coursework upon admission to a postsecondary institution in the system; or work with other states to create state-developed common standards that build toward college- and careerreadiness.

[…]

To ensure that all students are learning what they need to succeed, standards must be based on evidence regarding what students must know and be able to do at each grade level to be on track to graduate from high school college- and career-ready.

—-

 

El sistema opuesto al método estandarizado se llama “streaming” o “tracking” donde los estudiantes de una misma escuela son separados en clases y grupos diferentes de acuerdo a su desempeño académico. A los mejores estudiantes se les otorga un currículo y profesores más difíciles y a los peores lo contrario, y se argumenta que el no darle a los mejores estudiantes el currículo más avanzado resultaría en peores niveles generales.

El efecto más negativo y criticado del streaming es la estigmatización que esto produce a los estudiantes de bajos desempeños; afectándoles emocionalmente y cohibiéndolos de desarrollar talentos o habilidades que no se miden en la formalidad y sistematización de la escuela.

Anuncios

5 comments

  1. Pingback: Sobre aquellos a quienes no les hace falta un 4 %, sobre aquellos que piden un 4 %. « El gasto público y privado en educación
  2. Pingback: ¿Por qué deberíamos subsidiar a los colegios? « El gasto público y privado en educación
  3. Pingback: Memorización y exámenes, ¿realmente hay alternativas? « El gasto público y privado en educación
  4. Info · enero 17, 2014

    It is in reality a great as well as useful bit of data. I will be satisfied you provided this useful information and facts around. You should stop us knowledgeable like that. Appreciation for expressing.

  5. Pingback: ¿Cómo compensar a la clase media? | economiblog

Críticas, aportes o cualquier duda que tengan, por favor no dejar de expresarlas aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s